Al agua!!La natación

Con la llegada del verano nos acercamos a una de las actividades físicas más saludables y recomendadas, la natación. Un deporte que pueden practicar la mayoría de las personas sin tener en cuenta la edad o estado físico, ya que dentro del agua se tiene un bajo impacto sobre las distintas partes de nuestro cuerpo. Así, reducimos al máximo la tensión de los huesos y las articulaciones, es decir sufren menos. Esto es debido a que la acción de la gravedad está disminuida cuando nos encontramos en el agua.

La natación puede ser practicada de muchas formas diferentes y adaptarse a las necesidades individuales de cada persona. Por ejemplo, existen cursos para bebés, mujeres embarazadas, personas mayores, etc. Además, en los últimos años la variedad en el tipo de ejercicio se está ampliando con actividades terapéuticas. Cada vez son más los profesionales de la medicina que recomiendan la natación para las más variadas terapias y patologías, ya que las posibilidades de rehabilitación son muy grandes en el agua. Tales como:

–          Estrés

–          Asma

–          Autismo

–          Discapacidades psíquicas o físicas

–          Estimulación precoz

La libertad de movimientos que permite el agua no se pueden lograr fuera de ella. Al estar en un ambiente lúdico, a una temperatura agradable, podemos encontrar una mayor relajación, lo que conlleva unos efectos psicológicos positivos.

Beneficios de la natación

La natación es ideal como ejercicio aeróbico o cardiovascular , los beneficios más comunes si la practicamos a un ritmo constante y durante algo más de veinte minutos son la estimulación del metabolismo, Nataciónla quema de grasa y la mejora del estado de forma general, ya que desarrolla una gran resistencia cardiopulmonar. Además logramos tonificar todos los músculos, sobre todo los pectorales y los dorsales y mejorar la hidratación de la piel. Es el deporte por excelencia recomendado para personas con problemas de espalda, dolores de columna o cervicales, ya que se realiza sin tener que levantar pesos y sin que existan movimientos bruscos, mejorando la postura corporal y aliviando tensiones. Además, la postura en el agua facilita la circulación sanguínea por lo que se recomienda abiertamente a personas con problemas de tensión alta ya que ayuda al retorno de sangre desde las extremidades al corazón.

Al trabajar sin impactos ni rebotes, como en otros deportes, se fortalecen las articulaciones previniendo lesiones e incluso ayudando a la recuperación de ellas. Es muy complicado que se produzcan accidentes, y simplemente te puedes lesionar si tu carga de trabajo es muy elevada o si la técnica no es todo lo correcta que debería ser. Además relaja la excesiva tonicidad muscular de nuestro día a día.

Es una de las actividades que implican la participación de un mayor número de grupos musculares, casi el 70% de todos los músculos del cuerpo se ponen en funcionamiento con la natación. Mejora nuestro desarrollo psicomotor y nuestra flexibilidad y facilita la eliminación de secreciones bronquiales.

Además hay que tener en cuenta también los beneficios psicológicos, ya que genera estados de ánimo positivos, ayuda a mejorar estados de ansiedad, a aliviar síntomas de depresión, estimula el crecimiento y el desarrollo físico-psíquico y favorece la autoestima.

Sentirse bien es un placer!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s