Equilibrio nutricional. Ambiente obesogénico

Como hemos visto en anteriores posts, una buena alimentación añadido a la realización de cualquier actividad física en la que conseguir un desarrollo muscular óptimo,  nos proporcionarán una mejora en nuestra calidad de vida.

Esta vida más saludable se está viendo afectada en los últimos tiempos por la influencia de lo que llamamos “sociedad obesogénica”. Tradicionalmente la obesidad y el sobrepeso se han tratado como problemas aislados del individuo, si bien es fundamental que cada persona cambie individualmente sus hábitos alimenticios y que incremente su actividad física diaria para combatir estos problemas, cada vez son más las voces que alertan del ambiente en el que se desarrollan y pretenden modificarse esos hábitos.

Un “ambiente obesogénico” diríamos que es la suma de las influencias que el entorno, las oportunidades o las condiciones de vida tienen en la promoción de la obesidad de los individuos o poblaciones. Ambiente obesogénicoPor ejemplo, para recorrer grandes distancias en las ciudades es casi obligatorio moverse en transportes motorizados que limitan nuestra actividad física; la actividad laboral es mayormente sedentaria; la oferta alimentaria en las cercanías de los centros de trabajo suele ser muy deficiente, nutricionalmente hablando y los parques, ciclovías y espacios para realizar deporte son pocos o tienen un costo que pocos pueden solventar.

Por ello, desgraciadamente cada vez escuchamos con más asiduidad este concepto. Todos estos y demás factores han ido provocando que nuestra tan prestigiosa y reconocida a nivel mundial dieta mediterránea, esté pasando a un segundo plano a favor de alimentos más grasos, menos saludables o en definitiva más fácil o cómodos de preparar.

La obesidad, en términos generales, está asociada a un concepto erróneo, “comer mucho” y se suele desconocer que se puede llegar a esta enfermedad por otros motivos. Una persona puede ingerir gran cantidad de alimentos y estar delgado. Podemos comer 6 veces al día gran cantidad de pescado, fruta, ensalada, verduras… y no tener ningún tipo de sobrepeso. La obesidad se genera comiendo MAL MUCHAS VECES, es decir, aunque comamos sólo una vez al día pero alimentos inadeacuados para el organismo nos producirá un aumento de peso.
La bollería industrial, comida rápida (hamburguesas, pizzas…) han pasado de ser alimentos ocasionales en las dietas a ocupar los primeros puestos en consumo habitual.

Para intentar no llegar a esos extremos es muy importante la educación alimenticia desde niños. Sociedad obesogénicaLos padres son los máximos responsables de que en casa se consuman alimentos sanos y nutritivos (ensaladas, frutas, verduras, pescados…) y así los niños se acostumbrarán a este tipo de alimentación, mientras que si se realiza a la inversa, cuando los padres quieran darle una pieza de fruta, los niños la rechazarán pues querrán imitar a sus progenitores.

En el caso de la actividad física, fundamental en nuestra vida sana, cuando realizamos ejercicio lo importante no es empezar, lo primordial es continuar, hay que establecer una rutina diaria para que nuestro organismo se acostumbre a la práctica deportiva.
Pues en el caso de la alimentación, no podemos comenzar una dieta sana y equilibrada y olvidarla al tercer día.

Nuestro estado de ánimo en un gran porcentaje va a depender de nuestro equilibrio nutricional, y para comprobar esto, os aconsejo que sigáis estos consejos: Apuntad en un papel los alimentos ingeridos, cantidades y horarios de cada comida que realicéis. Vuestro despertar por la mañana, si tenéis mal humor, pesadez estomacal y demás cosas que os resulten importantes.

Haced la comparativa de los días en que coméis alimentos más sanos y nutritivos y los días en que consumís más comida basura, bollería industrial, etc., os daréis cuenta de los sorprendentes resultados.
Al fin y al cabo como ya todos sabéis, sentirse bien es un placer.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Paulo dice:

    Yo, aun sabiendo que los alimentos rápidos son en la mayor parte malos para la alimentación, no puedo evitar su presencia en las comidas. Intento hacer comidas sanas pero la falta de tiempo me impide realizarlas. Ademas que hoy en día muchos d esos alimentos son caros. Hay muy pocas opciones para solucionar ese problema ya que el nivel d vida hoy en dia t deja muy poco tiempo para la vida familiar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s