Aquabike, tendencia en alza.

El medio acuático se está convirtiendo en escenario predilecto para nuestras sesiones deportivas gracias a las propiedades que nos aporta: flotación acuática, presión hidrostática y resistencia al movimiento. Todo ello contribuye a que el riesgo de lesión disminuya, ya que merma el impacto y las tensiones sobre las articulaciones. Al igual que otras disciplinas como el aquagym, aquafitness o hidropilates, el aquabike o hidrospinning consiste en trasladar una disciplina ya existente (en este caso el spinning) a la piscina. La bicicleta estática cede su sitio a la hidrobike, una bici adaptada, que incorpora pedales hidrodinámicos  inoxidables que ayudan a mejorar la dinámica del movimiento. 

Debido a los beneficios antes descritos, hablamos de una actividad muy importante para la rehabilitación de lesiones. Por ejemplo para las lesiones de ligamento, que necesitan de la movilización de la articulación de la rodilla y fortalecer la musculatura sin riesgos, ya que la tensión sobre la articulación es mucho menor en el agua.

A la hora de realizar aquabike cabe destacar que la piscina no debe tener mucha profundidad, lo recomendable es que el agua cubra hasta el pecho o entre la línea del pecho y el ombligo para que los brazos también trabajen con el peso del agua.

Hablamos de una forma de fitness perfecta para trabajar cardio, quemar calorías y tonificar abdominales, dorsales, pectorales y brazos, además de, sobre todo, piernas y glúteos. Al tiempo que se muscula, se desarrollan capacidades como la fuerza y la coordinación y también el control postural. Es considerado por much@s el ejercicio perfecto para combatir la celulitis ya que aumenta la oxigenación y estimula la circulación. Otra de sus grandes ventajas es que, además de todos estos beneficios y propiedades, el aquabike es una actividad dinámica y divertida, como veréis aquí:

Cabe destacar que la preparación física previa que se necesita es mínima, lo que permite que todo el mundo pueda practicarlo. Además de ponernos en forma y abandonar el sedentarismo, el aquabike, a diferencia del spinning tradicional o la bicicleta fija, requiere durante el pedaleo la misma fuerza para todo el recorrido para mantener la actividad constante. Una sesión puede durar unos 45 minutos, incluyendo un calentamiento previo y unos estiramientos finales y pueden llegar a perderse unas 450 calorías. Y ahora que conoces un poco más de este deporte, ¿te animas a practicarlo? Sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Ramón dice:

    Que bueno, no conocía este deporte,habrá que probarlo, tiene pinta de que se trabaja pero parece divertido.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s