Hipertrofia muscular

Técnicamente hablando la hipertrofia muscular consiste en el crecimiento de las células musculares sin que exista una división celular, es decir, lo que conocemos como un aumento de la masa muscular más voluminoso de lo habitual, algo propio del culturismo. Es uno de los objetivos principales de los entrenamientos de fuerza, ya que sin el crecimiento de los músculos es imposible incrementar la fuerza ni el volumen de la musculatura.

A la hipertrofia podemos llegar de forma natural, con un entrenamiento, alimentación y algún tipo de suplementación natural adecuados. Pero desgraciadamente, existen muchos casos en los que se acude a métodos anabólicos, para conseguir una mayor masa muscular en mucho menos tiempo, con los graves riesgos para la salud que ello conlleva y de los que hablaremos próximamente aquí.

Existen dos tipos de hipertrofia que debemos conocer y diferenciar:

Hipertrofia sarcomérica

Se produce cuando el crecimiento de los músculos es debido al crecimiento de las fibras musculares (miofibrillas). HipertrofiaEl sarcómero es la unidad estructural y funcional más pequeña de un músculo, el motor de la miofibrilla muscular y puede hipertrofiarse con entrenamientos de fuerza máxima. La carga debe ser lo más elevada posible realizando pocas repeticiones. Este tipo de entrenamiento exige que vayamos aumentando poco a poco el peso a levantar, para que los músculos no se acostumbren.

Hipertrofia sarcoplasmática

El crecimiento de los músculos en este tipo de hipertrofia es debido al aumento del líquido (sarcoplasma) que rodea las fibras o miofibrillas musculares. El sarcoplasma es el citoplasma de las células musculares, con una elevada concentración de calcio, Hipertrofia IIfundamental para las contracciones musculares, lo que hace que sea un medio con alta capacidad metabólica.  Provocaremos que nuestros músculos usen más energía trabajando con pesos medianos y un número relativamente alto de repeticiones. Ésta energía se encuentra en el sarcoplasma, por lo que aumentaremos su volumen.

Ambos tipos de hipertrofia son fácilmente distinguibles gracias a la musculatura resultante. Los músculos resultantes de la sarcoplasmática son más voluminosos y menos secos, por contra, la hipertrofia sarcomérica moldea los músculos secos y con relieve.

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en Crónica de un cuerpo sanoy comentado:
    Para los que no lo tenían claro.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s