Lesiones de rodilla

Hablamos de la articulación más grande del cuerpo, de una de las más complejas y probablemente de la que registra un mayor número de lesiones. La rodilla la componen el juego de tres huesos como son: el fémur, la tibia y la rótula, los dos primeros forman su cuerpo principal y soportan el peso corporal, mientras que la rótula se articula con la porción anterior e inferior del fémur. La rodilla está fuertemente sustentada por ligamentos que impiden que se luxe, entre los que destacamos: el lateral externo y el lateral interno y el ligamento cruzado anterior y posterior. Además de todo esto hay que destacar la presencia de dos fibrocartílagos que actúan como medios de unión entre la tibia y el fémur haciendo de nexo, hablamos de los meniscos.

rodillaLos trastornos o problemas mecánicos de las rodillas pueden ser provocados o por algún golpe o movimiento brusco que cause esguince, distensión o rotura; o por osteoartritis de la rodilla, causada por el uso y desgaste de los miembros que la componen.

En este caso nos vamos a centrar en las que se presentan con más frecuencia entre los que practicamos deporte o actividad física regularmente:

  • Esguince. Se produce cuando uno o varios ligamentos de la rodilla han sufrido un estiramiento excesivo, debido a una tracción o retorcimiento.
  • Distensión. Cuando es un músculo de la rodilla o un tendón el que sufre un mal estiramiento.
  • Rotura de ligamentos. Es una de las lesiones más habituales de rodilla. Se dan sobretodo en profesionales de deportes en los que hay que correr, saltar o cambiar de dirección con frecuencia.
  • Problemas de menisco. También es habitual las lesiones en los cartílagos de la rodilla, los meniscos, debido a que actúan como amortiguadores de la articulación.

Los principales síntomas de las lesiones de rodilla son el dolor, la hinchazón y la inestabilidad en la articulación, pudiendo ceder o quedarse bloqueada. El mejor momento para valorar una posible lesión de rodilla es inmediatamente después de la misma, antes de que pueda existir un derrame que impida una correcta exploración.DSC_0034

El exámen médico, junto con la realización de una resonancia magnética nos dará un diagnóstico acertado de la lesión y su gravedad. Dentro de los posibles tratamientos podemos hablar de:

  • Protección de la articulación
  • Reposo
  • Compresión y elevación de la rodilla
  • Aplicación de hielo en la zona para disminuir su inflamación
  • Medicamentos analgésicos y antiinflamatorios
  • Y en los casos más extremos se deberá recurrir a la fisioterapia o a la cirugía.

Como siempre recomiendo desde aquí, para prevenir lesiones es recomendable practicar deporte con regularidad, dándole la importancia necesaria al calentamiento y a los estiramientos tanto previos como posteriores.

Sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s