Qué es la L-carnitina

Alguna vez habrás oido hablar de la L-carnitina o simplemente carnitina como suplemento quemagrasas, pero esta molécula es mucho más que eso. Hablamos de un compuesto químico orgánico, que podemos encontrar principalmente en las carnes rojas y que lo fabrica nuestro propio cuerpo, imprescindible en la quema de grasas. Se sintetiza en el hígado, riñones y cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales: la lisina y la metionina, pero necesita de la presencia en el organismo de hierro, vitamina C y vitaminas del complejo B. En nuestro organismo, las grasas se convierten en energía en las mitocondrias, dentro de las células, y son las moléculas de L-carnitina las que ayudan a los ácidos grasos a atravesar la membrana mitocondrial.

Antes de ser considerada como el quemagrasas más importante del mercado, y que se comercializara en pastillas, bebidas isotónicas o càpsulas de suplementos, la L-carnitina se vendía como medicamento para enfermedades cardíacas o hepáticas que tenían déficit de esta molécula. Las personas que no presentan este tipo de enfermedades no la necesitan ya que nuestro organismo produce las necesarias.

Por lo tanto, la razón para usar suplementos de carnitina para la pérdida de peso está basadamolécula en suponer que la ingestión oral regular de la molécula aumenta su concentración intracelular, y esto, supuestamente, activa la oxidación de los ácidos grasos y la reducción gradual de las reservas de grasa del organismo. Pues bien hasta hace muy poco los estudios científicos realizados al respecto tumbaban esta idea, ya que ninguno había podido demostrar que se podían aumentar los niveles de L-carnitina en personas sanas. Sin embargo, un estudio demostró que tras 6 meses de suplementación con L-carnitina se aumentó un 21% la cantidad de esta sustancia en los músculos de los que la tomaban.

Conclusión: ¿Nos ayuda la carnitina a perder grasa? Si ¿Nos merece la pena? Depende.

Siguiendo los estudios necesitamos ingerir una alta cantidad de la sustancia (hasta 4 gramos al día) para obtener beneficios a largo plazo, con lo que aparte de dejarnos el sueldo (no es un producto barato) corremos el riesgo de que para cuando empiece a surtir efecto la sustancia ya no estemos realizando actividad física intensa (algo imprescindible para que la L-carnitina produzca más oxidación de grasa). Por lo que si eres profesional, deportista de élite, o practicas una intensa actividad física todo el año, si te merecerá la pena, en cualquier otro caso no llegarás a notar la diferencia.

Hay que destacar que mediante una dieta variada obtendremos todos los nutrientes necesarios para sintetizar carnitina y también, carnitina ya sintetizada. En cuanto a la quema de grasas, si puedo asegurar que con una actividad física regular que, con el tiempo, desarrolle masa muscular y así, incremente el gasto calórico basal si quemaremos más grasas. Por lo tanto es nuestro estilo de vida lo que nos marcará la pérdida de grasa. Sentirse bien es un placer!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s