Stop Tabaco

No hace falta nombrar los efectos que el tabaco tiene en nuestro cuerpo, son de sobra conocidos por todos nosotros. Es por ello que cada vez son más las personas que deciden dejar de fumar, ya que se trata de una intoxicación progresiva del organismo. En este post, quiero profundizar en los beneficios que nos produce dejar el tabaco y además os daré algunos consejillos para dejar esta práctica tan nociva. El hábito de fumar es la mayor fuente de fallecimientos e incapacidades a día de hoy a nivel mundial. Además de la nicotina, el componente más nocivo y también más adictivo, el humo del tabaco que se inhala con cada bocanada contiene al menos 4.865 sustancias, entre las que figuran numerosas toxinas y carcinógenos.

¿Qué ocurre si dejamos de fumar?

Según la American Cancer Society, tu organismo emprende una tarea de reparación del daño causado por el tabaco, cuyos efectos son visibles en un corto espacio de tiempo:

  • En tan sólo 8 horas los niveles de oxígeno en sangre vuelven a su estado normal, y los de nicotina y monóxido de carbono se reducen a la mitad.
  • A las 24 horas, el monóxido de carbono abandona el cuerpo y los pulmones empiezan a expulsar las mucosidades. Ya disminuye el riesgo de padecer un infarto por culpa del tabaco.
  • En dos días, la nicotina ha desaparecido. A esto hay que sumar que recuperamos el gusto y el olfato.
  • A las 72 horas, respirar se hace mucho más sencillo. Los bronquios se relajan aumentando la capacidad pulmonar y se incrementan los niveles de energía.stop tabaco
  • De 2 a 12 semanas, desaparecen la tos y la fatiga, nuestra circulación sanguínea mejora considerablemente, la capacidad deportiva y la respuesta del organismo en general, haciendo que disminuyan las infecciones por ejemplo.
  • En el primer año, el riesgo de paro cardíaco se reduce a la mitad con respecto al riesgo de un fumador y nuestra función pulmonar se puede incrementar hasta en un 30%.
  • A los 15 años de haber dejado de fumar el riesgo de padecer cáncer de pulmón se disminuye a la mitad respecto a una persona fumadora y el riesgo de paro cardíaco se iguala con el de una persona que no haya fumado nunca.

Ayuda

  1. Lo primero que ha de hacerse es poner una fecha. Un día clave en el que digas adiós para siempre al tabaco. Si lo deseas puedes ir disminuyendo el consumo con anterioridad.
  2. Comunica tu decisión a familiares y amigos.
  3. Deshazte de los cigarrillos y de los ceniceros, y limpia todo lo que tenga olor a humo: ropa, muebles, cortinas, etc. También del automóvil, y en su lugar coloca chicles sin azúcar.
  4. Identifica los momentos que sientes más deseos de fumar y cambia tu rutina. Piensa en algo distinto para hacer en esos momentos en que desearás fumar con mayor intensidad: comer a horas distintas, tomar té en lugar de café, salir a caminar después de la comida, etc
  5. Consigue información sobre los productos para el reemplazo de la nicotina (chicles, parches, etc.) ya que te pueden ayudar a dejar de fumar.
  6. Busca apoyo. Muchos centros de salud cuentan con programas de apoyo para las personas que desean abandonar el hábito del tabaquismo. Consulta con tu médico sobre fármacos que pueden serte útiles.

En definitiva, mientras que la práctica regular de ejercicio físico nos aporta innumerables beneficios para la salud física y mental, el tabaquismo genera enfermedades, interfiere en los beneficios de la actividad física y nos reduce considerablemente la calidad de vida. Como se titula este post: STOP TABACO, porque sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s