Pilates contra los dolores de espalda

Como ya hemos visto con anterioridad, el Pilates  es un método de entrenamiento basado en la respiración, que sigue un patrón establecido para cada ejercicio, y en el que la alineación corporal y la corrección postural juegan un papel muy importante.

En nuestro día a día habitualmente solemos tener malos hábitos posturales que nos pueden generar problemas de espalda. Si estos hábitos se repiten durante mucho tiempo es posible que suframos dolores y lesiones. Afecciones como la escoliosis y la actitud escoliótica son las más habituales entre la mayor parte de la población y el trabajo bien hecho con el método Pilates pueden ayudarnos a mejorar mucho estas dolencias.

La escoliosis es una afección crónica que es necesario tratar por un profesional, ya que está asociada a patologías graves como la atrofia muscular espinal y la distrofia muscular. Evoluciona con el paso del tiempo, es decir, puede agravarse con el paso de los años, pero también podemos mejorar su estado. Uno de los beneficios del Pilates es la mejora de la articulación de nuestra espalda y la extensión de la columna. La disociación de los movimientos al realizar los ejercicios nos ayudará al realizar otro tipo de actividades de nuestra vida diaria. Gracias a este método tonificamos y estiramos los músculos que rodean nuestra columna y aprendemos a estabilizarnos. 

El método Pilates nos ofrece una reeducación postural, reequilibrando nuestra musculaturaespalda para movernos mejor con un esfuerzo menor. Es decir, a través de diferentes ejercicios y partiendo siempre de una postura correcta se trabajan cualidades físicas como la fuerza, la flexibilidad, la coordinación o el equilibrio. Todo ello básico para nuestra actividad física, nuestro día a día o para la rehabilitación y readaptación de lesiones.

Pero no sólo se trata de mantener una postura correcta durante las sesiones de Pilates, hay que mentalizarse para mantener una correcta alineación en todo momento: frente al ordenador, andando en bici, levantando pesas o incluso durmiendo.

Mención aparte merece el trabajo del corela zona media de nuestro cuerpo, ya que nos ayudará a mejorar nuestra estabilización y a compensar las malas posturas. Todos los movimientos que realizamos tienen su inicio en el núcleo de nuestro organismo, por lo que un core fuerte y desarrollado es fundamental para tener posturas y movimientos correctos. Si no contamos con una zona media del cuerpo fuerte, nuestro cuerpo tenderá a echarse hacia adelante.

Como siempre recomiendo, en caso de dolores crónicos o patologías de espalda lo primero será acudir a un especialista que nos recomendará un tratamiento personalizado lo más efectivo posible, porque…sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s