Tipos de hambre

Es fundamental para mantener una alimentación sana y equilibrada aprender a conocer y diferenciar el hambre psicológico del hambre fisiológico o real. Nuestro organismo a veces sufre ataques de ansiedad, relacionados con la comida debido, en la mayoría de los casos, a una dieta restrictiva. También existen otros factores externos que pueden ser origen de esa ansiedad, como por ejemplo el estrés o la tristeza.

El hambre fisiológico o real se produce cuando nuestro organismo necesita combustible para funcionar y nos manda señales para subsanarlo como: temblores,sensación de estómago vacío o falta de energía. También es llamado “hambre de estómago”. En este caso cualquier tipo de alimento nos sirve para saciarlo, no necesariamente tiene que ser muy calórico.

El hambre psicológico por el contrario suele aparecer de repente y por algún alimento en concreto, generalmente altamente calórico. Es lo que solemos llamar “antojo”. Dentro de este tipo de hambre podemos diferenciar:

  1. Hambre por la vista”  o comer por los ojos. A todos nos hambrreha pasado alguna vez, apetecernos algo sólo por ver la imagen de un tipo de alimento, la vista es un sentido tan potente que puede hacer desaparecer la sensación de saciedad.
  2. Hambre por olores. Lo mismo nos ocurre con el sentido del olfato, a diario nos asaltan aromas de alimentos “irresistibles”, tengamos o no “hambre real” es muy díficil resistirse al olor del pan recién hecho. Es por ello que es muy importante centrarnos en reconocer y analizar estas conductas alimentarias para favorecer el control de la saciedad.
  3. Hambre de boca“, o de sabores nuevos. Nos ocurre por ejemplo, cuando probamos un tipo de cocina nuevo (creativa, de autor, de vanguardia, etc.) y queremos probar diferentes sabores y texturas, independientemente de que estemos llenos.
  4. Hambre del corazón“. Comer es un placer, y como tal puede exagerarse para compensar insatisfacciones en otros aspectos. Suele darse cuando se siente un vacío sentimental.
  5. Hambre de mente“. El poder de la mente!! hungryCuando pensamos demasiado en qué comemos y cuándo lo comemos o en los últimos estudios sobre algún alimento o alguna dieta nos dejamos llevar por la preocupación y ello nos puede suponer llevar a cabo actos que perjudiquen nuestra salud física y nuestro equilibrio mental.

Según el Diccionario de la RAE, saborear es percibir detenidamente y con deleite el sabor de lo que se come o se bebe. Come sin prisas ni distracciones para intensificar el placer que produce el sabor de los alimentos. Comer y sentirse bien en un placer!!!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Ricardo Bonilla Rivera dice:

    Buen entrenador, mejor persona!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s