Pilates o Yoga

Para muchos, la línea que separa el Yoga y el Pilates es muy fina o practicamente inexistente y sus diferencias, o semejanzas, no las vislumbran con claridad. Está claro que ambas disciplinas tienen mucho en común, como el énfasis que le ponen al cuerpo y la mente para lograr una mayor armonía interior, pero cada una trabaja con técnicas distintas para hacerlo posible. Así, muchas personas se hacen la misma pregunta a la hora de decidir que tipo de actividad física se adapta más a sus objetivos: ¿Qué me viene mejor el Pilates o el Yoga?

Para ello aquí te informo de las claves de cada disciplina ya que una decisión así debe basarse en información clara y concisa, para que a la hora de elegir una, sepas cuál se adecúa más a ti. En esta página ya os he hablado de Pilates y de los beneficios que nos aporta su práctica, ahora vamos a compararlo con Yoga para saber sus diferencias y similitudes.

Pilates y Yoga son prácticas de bajo impacto que se pueden realizar en cualquier parte disponiendo tan sólo de una colchoneta, que en el caso de pilates debe ser un poco más gruesa y la de yoga antideslizante para lograr el enraizamiento de las posturas de pie. Ambos ejercicios se ha comprobado que ayudan a personas que sufren depresión o ansiedad.

Tanto Yoga como Pilates nos ayudan a mejorar nuestra flexibilidad, son excelentes para tonificar y estirar los pilatesdiferentes grupos musculares, además de ayudarnos a implementar buenas técnicas de respiración aunque de manera diferente, intercostal en el método Pilates y diafragmática en el caso del Yoga. Ambas disciplinas dan una gran importancia a lograr una correcta postura corporal y a la elongación de los músculos, especialmente, de la espalda.

DIFERENCIAS

Para muchos, la gran diferencia entre Pilates y Yoga es que en éste último, la postura se construye desde las extremidades (manos, pies, brazos y piernas) hacia el centro, mientras que en Pilates, desde el centro (abdomen, glúteos y muslos) hacia las extremidades.

Aunque en ambas prácticas se trabaja la corrección postural, en Pilates los ejercicios están más dirigidos a fortalecer el cuerpo y mejorar el tono muscular; mientras que en el Yoga, están más enfocados a la relajación.

En Yoga existen barras y cuerdas, pero no hay elementos que entreguen una resistencia o fuerza externa como el resorte, tan usado en los aparatos de Pilates.

Como hemos visto anteriormente,en las dos es un principio fundamental la respiración, pero en Yoga se practica la diafragmática y supone una guía para la mente a la hora de enfocar cada postura, teniendo un efecto más relajante. En Pilates la respiración es intercostal y toma protagonismo la activación del core.

Para finalizar, los enfoques son muy distintos, la práctica de Yoga abarca el componente espiritual de la persona a través de las posturas físicas, es un estilo de vida; en Pilates, el componente mental es tomado como conciencia en el cuerpo, algo puramente físico.

Ahora que ya conocéis las diferencias y similitudes de estas dos prácticas, ¿cuál preferís: Pilates o Yoga? La manera más fácil de decidir entre ambas es probar las dos y así vas a saber cuál de ellas se adapta mejor a tus necesidades y habilidades. Sentirse bien es un placer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s