Entrenar en invierno

Llega el invierno, las bajas temperaturas y con ello todo nos cuesta un poco más, aunque no por ello tenemos que dejar de entrenar. En lineas generales podemos hacer ejercicio mientras llueve o nieva, de hecho los cambios de temperatura y la calidad del aire fortalecen el sistema inmunitario. Nuestro organismo contraataca al frío con una mayor frecuencia cardíaca que nos permite hacer nuestro entrenamiento más eficaz al aumentar el consumo de energía. Para que esta fase de la temporada se nos haga más llevadera, os voy a dar una serie de consejos de lo más variados.

  • Una de las primeras cosas a tener en cuenta es que es necesario invertir más tiempo en el calentamiento en esta época, ya que

    cuando hace frío nuestro estirarcuerpo lo nota, los músculos se tensan y se mantienen rígidos. Estira más y calienta despacio para que músculos, tendones y articulaciones entren en calor.

  • Podemos tomar una bebida caliente (café o té) antes del entreno para ayudar al inicio del propio calentamiento en épocas frías.
  • Tenemos que prestar mas atención a nuestra forma de respirar, procurando inhalar todo lo posible por la nariz y exhalar por la boca. Al respirar por la nariz, el aire se calienta más rápidamente que al hacerlo por la boca, lo que nos ayuda a evitar catarros y constipados.
  • Evita el exceso de equipaje”. Es obvio que en invierno es necesario llevar más abrigo para realizar cualquier actividad física. Pero no hay que subestimar las temperaturas, al salir a entrenar la sensación de frío será muy grande, pero a medida que comencemos con el ejercicio y nuestro cuerpo entre en calor la ropa de exceso empezará a sobrar. Por ejemplo el algodón, que abriga mucho pero que no transpira adecuadamente y se empapa fácilmente.
  • Mantén las extremidades secas y calientes. Elementos como guantes transpirables y gorros son altamente recomendables.
  • Siempre que nos sea posible, debemos entrenar por el día. Ya que es cuando mejor temperatura tendremos, si no es posible recuerda usar siempre un elemento reflectante.
  • Vigilar nuestra alimentación. Aparte de mantener nuestra dieta sana y equilibrada vitaminaspodemos reforzar nuestras defensas en esta época del año, con frutas y verduras que nos proporcionen esa dosis de vitaminas extra que necesitamos para combatir al frío. Y en caso de ser necesario complejos vitamínicos o suplementos nutricionales.

Tenemos que tener en cuenta que el frío afecta de una manera distinta a cada persona, pero siguiendo esta serie de consejos podremos entrenar sin contratiempos cuando el frío nos invite al sedentarismo, porque sentirse bien es un placer!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s