Los excesos navideños

Durante estas semanas, las celebraciones llenan nuestros planes: comidas de empresa, cenas navideñas, eventos familiares… planes la gran mayoría (por no decir todos) consistentes en comer y beber.

Informes y estudios de especialistas, como el Instituto Médico Europeo de la Obesidad o la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, indican que alrededor de un 70% de la población se excede con la comida y bebida en estas fiestas y que, de media, engordamos en estas fiestas entre 3 y 5 kilos. Pero esto no es lo peor, sino las consecuencias que el consumo de una gran cantidad de calorías en tan breve espacio de tiempo tiene en nuestro organismo.

¿Como evitamos estos excesos? Nuestro objetivo principal debe ser buscar el equilibrio. Es importante disfrutar de las fiestas, con alegría, con entusiasmo y porqué no, con algún exceso; pero teniendo en cuenta una serie de aspectos básicos, nuestro organismo no se tiene que ver afectado por ello.

Ningún alimento en exceso es bueno Podemos seleccionar menús navideños diversos para los diferentes días de celebraciones.

— “Alimentación equilibrada” Es evidente que la mayoría de las comidas de estas celebraciones son hipercalóricas, para contrarrestarlo se pueden complementar con alimentos bajos en grasas, ensaladas, frutas, cremas, salsas y/o sopas de verduras para que sean algo menos copiosas.

— “No abusar del alcohol” Es una época para brindar, pero las calorías vacías del alcohol nunca son positivas para el organismo, menos aún cuando son ingeridas con tanta asiduidad. Alternar con agua o bebidas sin alcohol de vez en cuando nos ayudará.

— “Moderar los dulces navideños” Es inevitable consumir los dulces típicos, es más, sería un error prescindir de ellos en estas fiestas, pero siempre con moderación. Es importante seleccionar los que más nos apetezcan y disfrutar comiéndolos.

— “Comer sin prisaLa masticación influye en la saciedad, comiendo tranquilos y relajados la sensación real de estar llenos nos llegará antes.

DSC_0599— “Realizar ejercicio” Es fundamental quemar las calorías consumidas. Aunque hayamos bajado el nivel de actividad física, debido a las vacaciones, debemos compensar el exceso de comida con ejercicio.

— “No saltarse comidas” Es algo muy común privarse de alguna comida antes o después de una celebración copiosa. Un gran error, ya que lo ideal es repartir las calorías en varias ingestas para evitar la sensación de hambre.

— “Descansar entre fiesta y fiesta” Nuestro aparato digestivo necesita descansar entre comida y comida, por ejemplo, ante un almuerzo copioso podemos optar por una merienda sana y una cena más ligera.

— “La hidratación es la clave” En hidratacion3los meses de invierno hidratarse es un desafío, pero es fundamental para prevenir problemas digestivos, reducir los efectos del alcohol, eliminar la retención de líquidos, etc,.

En definitiva se trata de ser coherente, hay que disfrutar de las fiestas, pero de una forma racional para que nuestro cuerpo no se resienta y cuando acaben no tengamos que hacer grandes esfuerzos por volver a nuestro estado físico ideal. Sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s