Productos light y no tan light

Para mantener una alimentación sana y equilibrada y, por consiguiente, un peso saludable debemos incluir en nuestra dieta todos los grupos de alimentos, para que nos aporten los macronutrientes que necesitamos para nuestro día a día. Pero si lo que queremos es reducir peso debemos reducir el aporte calórico de lo que consumimos e incluir productos mas saludables. La industria alimentaria no es ajena a esta preocupación y no dispuestos a renunciar al consumo, ofrecen versiones light de muchos productos.

Cuando pensamos en un producto light, pensamos en un alimento con menos calorías,  menos grasas… en definitiva, un alimento que engorda menos. Pero debemos saber que ni todo lo que se denomina light tiene pocas calorías, ni podemos comer más cantidad de ese alimento sólo porque sea light. El abuso en su consumo puede generar la misma o incluso mayor cantidad de azúcares y grasas que el producto original. Oficialmente se considera que un producto es light cuando presenta una reducción de su valor calórico mínima de un 25%.

Entonces, ¿merece la pena?. Lo fundamental es conocer light 2el valor nutricional de cada producto, es decir, no hay que fijarse sólo en las calorías sino también en las grasas, proteínas e hidratos de carbono que lleva para no superar las cantidades máximas recomendadas. Los productos light no son “adelgazantes”, incluso en sus versiones ligeras hay determinados productos que siguen siendo muy calóricos, que contienen un porcentaje muy elevado de azúcar y/o de grasas trans.

Muchos de estos productos, que se denominan light (aunque realmente no lo son) cambian las grasas del original por imitadores; o el azúcar por edulcorantes como la sacarina, el aspartamo o la stevia. Es el caso de los refrescos, por ejemplo, la versión light de esta bebida aporta apenas una caloría, pero nutricionalmente no aportan nada y sólo resultan útiles como herramienta de transición, es decir, si tomas regularmente este tipo de refrescos normales y quieres ir disminuyendo su consumo, puedes optar por pasar a la versión light antes de dejarlo del todo.

En definitiva, no está de más introducir algunos productos dietéticos en nuestro día a día, siempre que sean light de verdad y se consuman moderadamente; pero no es suficiente para mantener una alimentación sana y equilibrada. Siempre será mejor basar nuestra dieta en todos los grupos de alimentos y en las necesidades propias de nuestro organismo, porque sentirse bien es un placer!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s