Errores del corredor principiante

El running está de moda, es una actividad muy atractiva y accesible para la gran mayoría de nosotr@s. Básicamente sólo necesitas un buen par de zapatillas….y a correr. Pero no es así, antes de empezar en el mundo del running es conveniente realizarnos algunas preguntas y establecer criterios lógicos que nuestros músculos y articulaciones agradecerán en el futuro. Son los llamados errores del corredor novato y éstos son los principales:

Empezar de 0. Algun@s al empezar piensan que media horita a ritmo está muy bien para comenzar….después de no haber hecho ejercicio en años. Es evidente que nuestra condición física previa nos limita a la hora de empezar cualquier actividad, si estamos acostumbrados a realizar ejercicio físico si que podemos comenzar con 25-30 mnutos para después ir subiendo poco a poco. En cualquier otro caso es recomendable no correr más de 10 o 15 minutos seguidos e ir alternando con largas caminatas para acostumbrar a nuestro organismo.

No estirar. Corras 10 minutos o 1 hora los estiramientos no se pueden saltar, son imprescindibles para evitar dolores y lesiones y es fundamental realizarlos correctamente. Con la duración adecuada (mínimo 30 segundos) y sin dar rebotes.

Correr todos los días. Es cierto que cuando empiezas algo lo haces con ganas, el running nos relaja, nos pone en forma y nos ayuda a perder peso, pero no por ello debemos dejar de descansar. El descanso es igual de importante que el ejercicio. Si no dejamos a nuestro organismo asimilar el entrenamiento no avanzará. Con correr 3 días a la semana, alternando con otras actividades es más que suficiente.

No usar calzado adecuado. Afortunadamente esto casi pertenece al pasado, ya existe una “cultura de running” que hace que esa imagen de chic@s en el parque corriendo con zapatillas de fútbol o de IMAG2165aeróbic sea cada vez más difícil de encontrar. El error principal actualmente es el no saber que tipo de pisada tenemos o el de abusar de las zapatillas haciéndoles más kilómetros de los recomendados. Lo fundamental aquí es buscar la amortiguación necesaria para que nuestras articulaciones no sufran.

Avanzar demasiado deprisa. Las carreras y competiciones son un gran aliciente para mejorar en nuestros entrenamientos, pero ni se debe competir todas las semanas ni se puede empezar demasiado pronto a ponernos metas muy altas. Otro apartado a destacar es el de las series. Son fundamentales para dar ese salto de calidad que necesitamos en nuestro entrenamiento, pero hay que saber cuando se está lo suficientemente preparado para comenzar con los cambios de ritmos sin que nuestro cuerpo se resienta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s