Entrenamiento funcional vs entrenamiento tradicional

En el entrenamiento, como en la vida, también imperan las modas, y el entrenamiento funcional está presente en casi todas las nuevas técnicas que van surgiendo. Muchas de estas modas son pasajeras, apenas duran, pero si que mantienen un mismo patrón, en la mayoría se trata de adaptar el entrenamiento a la realidad de la persona.

Estos métodos modernos están provocando que los entrenamientos tradicionales queden cada vez más en desuso, aumentando día a día los detractores del entrenamiento con máquinas. Pero no todo es blanco o negro en el mundo del fitness, todo tiene sus pros y sus contras y dependiendo del objetivo que tengamos marcado podemos hacer uso de un tipo de entrenamiento o de otro.

Entrenamiento tradicional.

Es el de toda la vida, ejercicios convencionales de fitness (ya sean en máquina o utilizando nuestro propio peso) que trabajan los músculos en un plano fijo. Uno de los alicientes del entrenamiento convencional es el crecimiento muscular. Al trabajar más específicamente el músculo, la contracción muscular es mayor y el crecimiento será más rápido que con un entrenamiento funcional en el que la tensión la aguantan varios grupos musculares.

Otro de los aspectos a destacar de este tipo de entrenamiento entr conves el bajo riesgo de lesión, ya que realizamos ejercicios específicos sobre una zona en concreto, con un movimiento más guiado. Esto implica que no involucramos a otras zonas con lo que el riesgo de lesión es menor que en el entrenamiento funcional.

Entrenamiento funcional.

Nos hace trabajar nuestros músculos de manera diferente, con una naturalidad de movimientos parecida a la de nuestro día a día. Es fundamental controlar los ejercicios a la perfección, ya que implicamos muchos músculos en cada acción y corremos un mayor riesgo de lesión.

Una de sus ventajas principales es que aumenta la intensidad del entreno, es decir, la actividad que llevamos a cabo es mayor que en los entrenamientos tradicionales con máquinas. Al involucrar a más partes del cuerpo realizamos más movimientos, lo que nos ayuda a quemar más calorías.

El crecimiento muscular no será tan rápido como con las técnicas convencionales, pero a la larga, será de mayor calidad. Fortaleceremos toda la zona de forma equilibrada, no sólo un músculo con un ejercicio estático y rígido que siempre incida en la misma parte.

Y tú ¿qué prefieres? Sentirse bien es un placer.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Antonio dice:

    Y además son más divertidas!!!! Que estar levantando pesas aburre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s