Dieta alcalina

A pesar de que los primeros descubrimientos relacionados con la llamada dieta alcalina de desintoxicación se remontan a mediados del siglo XIX, es en los últimos años cuando se ha puesto de moda. A diferencia de otras dietas, su objetivo principal no es tanto bajar de peso como eliminar sustancias dañinas de nuestro organismo.

Como funciona. Todo lo que comemos, y lo que no, nos afecta de una forma o de otra. La dieta alcalina se basa en una alimentación que “devuelva al cuerpo el pH neutro” sobre la premisa de que algunos alimentos afectan a la acidez de los fluidos corporales. Según explican sus defensores “un entorno ligeramente alcalino podría ser beneficioso para nuestro cuerpo“. Es por ello que en esta dieta se evitan los productos ácidos, como carnes de cerdo o vaca, mariscos, harinas blancas y lácteos; así como el alcohol en todas sus variantes, siendo la base principal alimentos alcalinos, sobre todo, frutas y verduras.

Pero…¿que es el pH?. El pH es una medida de acidez o alcalinidad de una disolución. La escala de medida del pH va de 0 a 14, considerándose el punto intermedio ,7, como pH neutro. Nuestra sangre, por ejemplo,  debe tener un pH ligeramente alcalino, apróximadamente entre 7.35 y 7.45:

pH

¿Realmente funciona?. Pues la gran mayoría de expertos consideran que creer que un alimento es más o menos sano por su efecto sobre el pH urinario es una visión muy reduccionista y nada realista. Es cierto que muchos de los alimentos que se consideran como alcalinizantes son sanos (vegetales, frutas); pero lo son por muchos motivos, es decir, alcalino no equivale a bueno ni ácido a malo.

La dieta puede influir en el pH de la orina, pero el de la sangre es bastante estable y varía muy poco. Tampoco se ha comprobado que ayude en la pérdida de peso, aunque es evidente que aumentar el consumo de frutas y verduras siempre es positivo. No obstante al eliminar gran cantidad de alimentos necesarios en nuestro día a dia, no es una alternativa nutricional válida para una alimentación equilibrada.

Tod@s nos vemos influenciados por distintos parámetros vitales, por lo que tratar nuestra alimentación sólo con el sistema ácido-alcalino es un error. Sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s