Cuándo y cómo beber agua

Tenemos claro que la hidratación debe ser una parte fundamental de nuestro entrenamiento, incluso en nuestro día a día fuera del ejercicio físico. Pero, ¿sabemos hidratarnos? Nuestro organismo tiene un mecanismo básico para indicarnos la falta de agua como es la sed, no obstante, éste mecanismo se desarrolla con algo de retraso.

Cuando ya empezamos a estar deshidratados es cuando “nos entra sed”. Es por ello que resulta básico beber agua aun cuando no tengamos sed. Es importante estar hidratados antes, durante y después del ejercicio, aunque lo más recomendable es seguir una estrategia pensada y planeada para la ingesta de agua a la hora de realizar una actividad física.

Evidentemente esta estrategia variará dependiendo del tipo y la intensidad del ejercicio, pero para una actividad de nivel medio de intensidad y duración podríamos establecer:

ANTES

Es recomendable un consumo de agua moderado, aproximadamente medio litro de agua en las 2 horas anteriores a comenzar la actividad. Así como evitar el consumo de alcohol, cafeína o diuréticos que favorecen la pérdida de agua.

DURANTEagua

Tomar pequeñas cantidades de agua o bebida isotónica, preferiblemente frías. Para no ocasionar problemas estomacales o dificultades a la hora de respirar mientras se está bebiendo, las ingestas de agua deben ser cortas pero regulares en el tiempo.

DESPUÉS

Se debe beber en mayor cantidad y es preferible recuperar pulsaciones y esperar a tener un ritmo cardiaco adecuado para ingerir agua. Este tiempo dependerá de la capacidad cardiopulmonar de cada persona. Beber tanto agua como bebidas isotónicas en cantidad para recuperar los líquidos y sales minerales perdidos.

A modo de resumen debemos tener claro:

  • Necesitamos estar hidratados siempre.
  • La hidratación no sólo nos la aporta el agua.
  • En cualquier actividad física es muy importante hidratarse antes, durante y después de la misma.
  • No hay que esperar a tener sed para beber agua, ya que la sed es el primer síntoma de falta de hidratación.
  • La ingesta de líquido mientras se practica ejercicio se entrena. Los problemas estomacales o de respiración por beber mientras realizamos nuestra actividad se pueden corregir entrenando.

Ya sabéis, este verano hay que beber 😉 Sentirse bien es un placer!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s