Tratamiento y prevención de agujetas

Con anterioridad os he hablado de que eran las “agujetas” realmente. Del DOMPAR y el DOMPAT y de cuando y porqué aparecian. Dejando claro que no era, como se ha establecido casi por unanimidad, por acumulación de ácido láctico. La prueba evidente de que el lactato no es el responsable de las agujetas es que las mayores sensaciones de dolor aparecen con las contracciones excéntricas, cuando las isométricas y las concéntricas son las que generan mayor cantidad de lactato. Existen evidencias científicas que desestiman el papel de los cristales de lactato como agente causante del DOMPAT.

Tratamientos

Cuando se pensaba en los cristalitos de lactato como agente causante se solía prescribir un vaso de agua con limón y azúcar, para facilitar la disolución y aclarado de los mismos. Esta forma de tratamiento no se puede aplicar cuando se tiene conocimiento que la causa del DOMPAT son microroturas. Se han aplicado medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, principalmente con ibuprofeno e incluso con aspirinas llegando a resultados positivos, reducción de la inflamación y de la sensación de dolor.

No obstante estos medicamentos no pueden ayudar a restaurar la función normal muscular. Otros medios de tratamiento han sido la crioterapia, los ultrasonidos y la electroestimulación y la acupuntura, encontrando también efectos positivos. Sin embargo, el ejercicio liviano de la zona afectada resulta más efectivo y tiene un efecto analgésico temporal.

Prevención

AgujetasUn buen método para evitar los síntomas del DOMPAT sería aumentar la temperatura muscular durante la práctica deportiva, es decir, la combinación de calentamiento pre-ejercicio con estiramiento y masaje post-ejercicio. También tiene efectos positivos sacudirse los músculos durante la realización del ejercicio físico (favorece la circulación sanguínea) y tomarse una ducha fría al concluirlo. Una fase previa de preparación mediante trabajo concéntrico intenso también resulta interesante para reducir el DOMPAT de un programa posterior más intenso y con cargas excéntricas o incluso más prolongado.

Conclusiones

Según la teoría de la adaptación general, el ejercicio físico provoca una depresión en el organismo. Dicha depresión servirá de estímulo para la adaptación posterior, debido al fenómeno de supercompensación por el cual el organismo se prepara para asimilar cargas más duras. Se debe recordar que el tratamiento para el DOMPAT deberá estar en relación con el curso natural para recuperarse (y supercompensar).

Dentro de la propia sesión se debe realizar un correcto calentamiento con el fin de elevar la temperatura corporal incluyendo estiramientos, evitar el predominio de fases excéntricas, e integrar paulatinamente ejercicios poco familiares para el deportista. Al final de la sesión también resultan interesantes los tratamientos mecánicos a base de estiramientos. Por otro lado el tratamiento farmacológico a base de antiinflamatorios (ibuprofeno) y el uso de la aspirina parece ayudar en el tratamiento del DOMPAT.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s