Ejemplos de dieta surrealista II

Las llamo dieta por no decir fraude o estafa directamente. Si hace unos meses os presentaba algunos de estos métodos extraños para adelgazar, hoy os traigo una nueva entrega. Todo lo que vais a leer es real, por raro que parezca son dietas que existen o han existido.

Dieta del ajo

No voy a hablaros de las dietas en las que se basa la alimentación en comer sólo ajos. Bien es sabido que este alimento posee muchos beneficios, pero crear un hábito alimenticio basándonos en un sólo producto es un grave error. Este método, por llamarlo de alguna forma, consiste simplemente en colocarnos un diente de ajo pelado en el ombligo. El truco es no molestar al ajo con alimentos que no le gustan. A alguien se le ocurrió un buen día que con un ajo ahí estaremos más molestos a la hora de picar o comer entre horas…

Dieta de los potitos

También llamada “de la comida para bebés”. Iniciada por el famoso entrenador Tracy Anderson, esta dieta establece que hay que cambiar el desayuno y el almuerzo por 14 potitos; mientras que para cenar se permite una comida “adulta”. Pero cuidado porque sus defensores, que los tiene, advierten que no es un plan ideado para perder peso, sino una especie de dieta de mantenimiento cuando estamos en nuestro peso ideal. Nunca ha sido “oficialmente” publicada.

Dieta del grupo sanguíneo

Este método afirma que nuestras necesidades nutricionales pueden ser determinadas por el tipo de sangre. Según el creador de este plan, el doctor D’Adamo el grupo sanguíneo explica por qué algunas personas pierden peso, y otras no, siguiendo el mismo procedimiento. Así, a los del grupo O, por ejemplo, les va bien la proteína animal y mal los productos lácteos; a las personas del grupo sanguíneo A les recomienda una dieta fresca, orgánica y vegetariana…

Al parecer, hay muchas personas que lo creen también ya que convirtieron su libro en un bestseller. Tras más de mil estudios sobre el tema los investigadores no han encontrado ni una sola prueba que muestre algo de beneficio en seguirla.

Dieta del sueño

Básica y fácil: Si no estamos despiertos no comemos ¿no? Esta es la premisa de este método, que popularizó Elvis Presley. Para ello necesitaba sedantes y pastillas porque claro, llega un momento que te despiertas… y tienes hambre. Los estudios demuestran una relación entre la falta de sueño y el aumento de la grasa corporal, pero no a esos niveles. No se puede privar al cuerpo de movimiento físico y una buena nutrición.

Creo que el tema, desgraciadamente, da para otro artículo. Ya que existen multitud de engaños, estafas y curas milagrosas para adelgazar y perder peso.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s