Dietas surrealistas III

Desde hace unas semanas os vengo recopilando dietas milagro. Las que, a mi juicio, son más absurdas y/o peligrosas para nuestra salud. Pues bien, hoy os hablo de otros cuatro métodos “milagrosos” para bajar de peso:

  • La dieta “Fletcher”

Es llamada así por su creador, Horace Fletcher, un estadounidense que promovió en el siglo XIX una técnica innovadora. Consiste básicamente en masticar cada bocado hasta el agotamiento. Fletcher recomendaba masticar por lo menos 32 veces antes de ingerir un alimento para perder peso y mejorar la calidad de vida. ¿Cómo? Al masticar tanto y durante tanto tiempo, simplemente nos cansamos y comemos menos. Además cuando el alimento llega al estómago está tan masticado que se digiere más fácilmente. Una de las dietas más simples que he oído jamás.

  • Dieta de la limonada

Como suele pasar en esta época de tendencias, las dietas de moda surgen porque famosos han declarado que la siguen o la han seguido con grandes resultados…En este caso, la cantante Beyoncé declaró que había perdido peso siguiendo este método. Su plan consiste en 10 días de privación de alimentos sólidos. Tan sólo se permite la ingesta de 6 a 10 vasos de limonada (hecha a base de jarabe de arce y limones), un vaso de agua salada y un laxante. De locos. El origen de este espanto viene de la década de 1940 creado por Stanley Burroughs.

  • Dieta de Antoine

Es una de esas dietas llamadas “disociativas”, que se basan en la teoría infundada de que los alimentos no engordan por sí solos sino por la combinación de los grupos de alimentos. Así, pretende que cada día lo dediquemos a un determinado grupo de alimentos, ese día podemos tomar la cantidad que queramos de ese nutriente, pero no podemos mezclarlo con ningún otro. Es decir, un día lo dedicamos a las proteínas y no probamos ni hidratos, ni grasas…

Este tipo de régimen parecen desafiar los principios de la termodinámica y carecen de todo fundamento científico.

  • Dieta del parche en la lengua

Aquí entramos en un terreno peligroso. Hablamos de un tipo de dieta que se ha puesto de moda gracias a YouTube y a la difusión en las redes de unos vídeos en los que se coloca un implante en la lengua. El objetivo de este “parche” es que las personas que lo lleven no pueden ingerir alimentos sólidos. Su popularización se debe a que, evidentemente, las personas que lo llevan a cabo pierden peso. Es imposible no perder peso si no comes nada sólido. Pero las consecuencias de este peligroso método se obvian en todo momento: dificultades para hablar y dormir, dolores e incluso úlceras son algunos de sus posibles efectos secundarios. Por no hablar de los efectos para nuestra salud de no ingerir alimentos sólidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s