Desmontando el Kinesiotaping

Aunque sea una técnica inventada en la década de 1970, el kinesiotaping se ha puesto de moda en el siglo XXI. Consiste en la utilización de cinta de algodón (denominadas kinesiotape) con un adhesivo acrílico usadas para tratar lesiones de atletas y otros trastornos físicos. Estas cintas están diseñadas específicamente para facilitar el proceso de curación natural del cuerpo, actuando sin restringir los movimientos del cuerpo.

Desde hace años vemos a deportistas usando este vendaje neuromuscular cuyas principales funciones son:

  • Reduce la inflamación
  • Proporciona estabilidad muscular y articular
  • Mejora la circulación
  • Alivia el dolor muscular
  • Corrige problemas articulares

Estas curiosas vendas permiten la transpiración y quedan adheridas a la piel gracias a su adhesivo acrílico, que se activa con el propio calor del cuerpo. Además, pueden llegar a estirarse hasta un 130-140% de su longitud normal.

Aplicación del kinesiotaping

Pues bien, aunque te resulte extraño, no hay ningún estudio significativo que afirme que este vendaje neuromuscular produzca beneficios clínicos. Realizando un recorrido sobre los estudios realizados con pacientes que han utilizado el kinesiotaping descubrimos que la eficacia del vendaje neuromuscular en el alivio del dolor era insignificante.

¿Cómo es posible? Pues podemos hablar de dos causas principalmente del éxito de esta técnica:

  1. Efecto Placebo. Se produce un cierto “contagio” cuando vemos que todos los deportistas profesionales y aficionados llevan el cuerpo lleno de estas cintas de colores. El rendimiento físico tiene un fuerte componente mental y es ahí donde el placebo hace su aparición. No hablo de un engaño o estafa pues el deportista realmente se siente mejor o rinde mejor, se reduce su dolor… Pasó con unas famosas pulseras hace bien poco, en su momento con la cinta de la nariz.
  2. Marketing. La empresa que fabrica los rollos kinesio tex® vinculada al señor Kase donó 50.000 rollos a 58 países que participaban en las Olimpiadas de Pekín de 2008. Fue una de las mejores campañas de marketing de la historia, las cintas de colores pudieron verse en todos los deportes. El mejor escaparate mundial con los mejores modelos publicitarios.

Es importante recalcar a todos los pacientes que el kinesiotaping, por sí mismo, no hace ningún milagro (ni todo lo que se le atribuye) sino que es una técnica que debe utilizarse como complemento a otros tratamientos, nunca como única solución a un problema. Se tiende a pensar que las cintas contienen algún tipo de medicamento que ayuda a la mejoría del dolor y en realidad no es así. Se trata, simplemente, de una herramientas más que pueden utilizar los profesionales de la salud.

Si te ha gustado no dudes en compartir, sentirse bien es un placer!

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Buenas!
    MUY BUEN POST.

    Describe perfectamente esta técnica. Recalcamos lo que comentas en el post: no es ninguna estafa. Consigue efecto placebo y está considerado también como parte de un tratamiento.

    ¡Nos leemos!
    (:

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, un placer leeros por aquí

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s