Pesarnos con frecuencia, ¿ayuda a perder peso?

Aunque no se debe establecer una unión definitiva, hay numerosos estudios que dicen que pesarse con frecuencia nos ayuda a perder peso. Quizás la clave esté en el tiempo, ¿con qué frecuencia debemos pesarnos?

Es cierto que al pesarnos cada cierto tiempo somos más conscientes de nuestro peso. Incluso podemos predecir cuánto peso ganaremos o perderemos según nuestros hábitos. Pero tampoco debe convertirse en una obsesión, como siempre os digo: en el término medio está la virtud.

Es importante cuantificar el peso, ya que hace más tangible la relación entre nuestros hábitos y los kilos. Pero para saber realmente si nuestro entrenamiento/programa/hábito es realmente fiable debemos dejar pasar un tiempo para que el cuerpo se adapte. De nada sirve pesarnos todos los días, ya que nuestro peso varía debido a muchos factores (pérdida de líquidos, ingesta de alimentos, etc,..)

Además, cuando se está en un proceso de pérdida de peso, no es aconsejable estar pendiente constantemente de la báscula. Yo siempre recomiendo pesarse una vez a la semana (siempre en las mismas circunstancias) para estas personas. Para alguien cuyos hábitos son más o menos estables, lo ideal es pesarse una vez al mes, simplemente para mantener un control del peso.

Momentos para pesarse

Además de la frecuencia, es importante saber el momento de pesarnos. Si queremos obtener un resultado real, debemos saber cuales son más apropiados y cuales no para subirse a la báscula. Ya que nos puede arrojar resultados muy diferentes según el momento del día en que nos pesemos.

En líneas generales, podemos establecer una serie de parámetros básicos para subirnos a la báscula:

  • Pesarse por la mañana. A lo largo del día el peso corporal se incrementa debido a la ingesta de alimentos y una mayor retención de líquidos.
  • En ayunas. Tras comer, nuestro cuerpo se encuentra en pleno proceso de digestión. El resultado de la báscula será superior al real debido a dicho proceso.
  • Con la vejiga vacía. Es evidente que el almacenamiento de líquidos nos indicará un peso superior.
  • Fuera del período menstrual. En el caso de las mujeres es aconsejable pesarse antes o después, debido a la retención de líquidos que provocan las hormonas en dicho período.
  • Y con la menor cantidad de ropa posible. Cuanta menos ropa tengamos, más real será el peso que nos de la báscula.

Aún así, no olvidemos que las hormonas, las comidas o el movimiento pueden influir sobre los fluidos corporales que afectan al peso. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s